formas de estimulacion

 

Comienza con palmaditas o movimientos de fricción ligeros sobre toda el área vaginal.

Al aumentar la excitación comienza a acariciar arriba del clítoris con la punta de tus dedos, como muestra la imagen a la derecha. Finalmente alcanza el clímax con un movimiento rítmico rápido sobre el capuchón del clítoris.
Es mejor que tus piernas estén separadas.

Puedes estimular tus pezones o las partes del cuerpo que desees con la otra mano.

Usa los dedos frotando alrededor de la base del clítoris y cuando estés cerca del orgasmo, mueve los dedos en forma circular en la parte superior del clítoris.

Tus piernas están siempre separadas, y alterna las manos si con una sola se te cansa.

Con la otra mano acaricia los pechos o sólo descansa.
Usa el tercer dedo de una mano, humedecido, para estimular y frotar por arriba y alrededor del clítoris.

Con la otra mano tira hacia atrás los labios de la vagina, manteniendo una suave tensión sobre el área clitoridiana.
Alterna el frotamiento del clítoris rápido con un toque o golpecito muy ligero.

Abre bien las piernas, y pon arriba las rodillas.
Ponte de espaldas con las piernas muy juntas.

Usa la mano izquierda para tirar la parte de arriba de tus genitales y los dedos de la mano derecha para tocar el clítoris. Con esta mano realiza un movimiento circular comenzando despacio con una ligera presión, y después aumenta la presión hasta que comienza a llegar el orgasmo. Entonces desacelera acorde con la sensación que deseas hasta que termine el climax.
Mastúrbate con un cepillo de dientes eléctrico.

Coloca una toalla húmeda sobre el cepillo dental y lubrica el clítoris.

Acuéstate de espaldas con las piernas abiertas. Con la mano izquierda, abre los labios para exponer el clítoris, y mantén el "vibrador casero" con la mano derecha y suavemente lo presionas sobre el clítoris. A veces muévelo hacia arriba y hacia abajo, a veces lo dejas en un punto, dependiendo de lo que te sienta bien."
Usa únicamente los dedos.

La mano izquierda mantiene los labios mayores de la vagina abiertos, y los dedos índice y mayor de la mano derecha frotan el lado derecho de mi clítoris. A veces frota hacia arriba y hacia abajo, otras frota según movimientos circulares lentos. Las piernas están cerradas, muy tirantes y en línea recta.
Acuéstate sobre la espalda, con las piernas semi abiertas.

Usa una mano, con dos dedos juntos, frotando arriba y abajo en movimientos cortos justo sobre el clítoris.

Al llegar cerca del clímax, abre del todo las piernas y eleva la pelvis.
Mueve suavemente la región clitoridiana, no el clítoris directamente, sino encima del prepucio y a su alrededor; entonces pon los dedos alrededor del clítoris y los mueves hacia atrás y adelante rítmicamente y con un poco de presión.

Así, para alcanzar el orgasmo, la presión es un factor, el movimiento rítmico otro, y la protección del clítoris de la estimulación directa es otro. Esto último se obtiene utilizando la piel circundante para estimular el clítoris. Puedes poner un dedo en la vagina para estabilizar el clítoris y hacerlo más excitante. Las piernas permanecen abiertas
Comienza frotando el clítoris en un costado, con un dedo.

Después mueve el dedo hacia arriba y hacia abajo a lo largo de la hendidura entre las piernas. Una pierna usualmente está con la rodilla levantada, la otra, abierta, sobre la cama. Mueve la parte inferior de mi cuerpo hasta encontrar el movimiento descendiente del dedo. Puedes mover el dedo dentro y fuera de mi vagina, como atornillando.
Pon un dedo profundamente dentro de la vagina, con el pulgar manteniendo el contacto con el clítoris.

Empuja todo el cuerpo hacia arriba, moviéndote con los pies debajo de tu trasero, finalizando con tu pecho y torso y área sexual empujando y mirando el cielo."

Pon un dedo sobre tu clítoris y con la otra mueve un objeto dentro y fuera de la vagina

Ten las piernas separadas al principio hasta llegar al orgasmo, y entonces júntalas. Primero frota el clítoris y después inserta el objeto. Cuando llega el orgasmo, cierra las piernas con el objeto en ti tan adentro como puedas
Usa los dedos para penetrar la vagina. Para aumentar la sensación en el área, y para llegar al orgasmo, frota ligeramente y después más firmemente el clítoris en un movimiento circular o hacia arriba y hacia abajo. Con la otra mano, estimula otras partes de tu cuerpo. Piernas separadas.
Frota todo tu cuerpo en la cama, tendida boca abajo. Acaricia tus labios mayores, luego alrededor del clítoris, usando un movimiento circular, entonces inserta un dedo en la vagina.

Ahora puedes cambiar de costado, de espaldas, y te mueves siempre con él dedo dentro. Puedes probar con las piernas juntas o separadas.
Sostiene ambas manos entre las piernas muy juntas y empuja suavemente todo tu cuerpo.

Justo después del clímax pon algunos dedos dentro de la entrada de la vagina para sentir las contracciones, puede resultar sexualmente muy satisfactorio."

Sostén la palma de la mano sobre el área del clítoris, y los dedos insertados en la vagina y masajea suavemente
Frota todo tu cuerpo en la cama, tendida boca abajo. Acaricia tus labios mayores, luego alrededor del clítoris, usando un movimiento circular, entonces inserta un dedo en la vagina.

Ahora puedes cambiar de costado, de espaldas, y te mueves siempre con él dedo dentro. Puedes probar con las piernas juntas o separadas.
Estimula el área pubiana con una mano y toca tu ano con la otra mano, prueba insertando tu dedo u otro objeto en tu recto."

"Usa los dedos de una mano sobre tu clítoris. Con la otra mano, pon uno dentro de la vagina, y otro sobre el área anal. Estimúlate dando movimientos circulares. Las piernas separadas.
Acuéstate sobre tu vientre con las piernas ligeramente separadas, usando ambas manos, los nudillos de la mano derecha le dan presión directa al monte, con la mano izquierda agrega más presión a la mano derecha. Usa movimientos moderadamente rápidos atrás-adelante para proveer la fricción clitoridiana que necesites
Pon una toalla sobre la cama, pon el vibrador sobre la toalla con el pulsador apuntado. Acuéstate completamente sobre tu vientre con tus brazos y piernas haciendo una amplia V, con el pulsador trabajando en el área del monte. No uses las manos hasta que se aproxime el orgasmo, entonces mueve el vibrador ligeramente con la mano para que esté exactamente en el lugar correcto
Tendida sobre el vientre con una almohada entre las piernas, ya sea frotando contra la almohada o también usando los dedos. Frota el clítoris en movimiento circular. La otra mano está en el pezón, apretándolo, o puedes tener un vibrador en la vagina o en el trasero
Tiéndete sobre el vientre con las piernas tan abiertas como sea posible y pon alrededor de tres almohadas debajo de ti para arquear más mi espalda. Masajea el cuerpo en la región genital e inserta el dedo medio de una mano sobre la vagina y oprime tu otra mano fuerte contra él, en la región del clítoris. De esta manera puedes estimular fuertemente ambos, el clítoris y el cérvix (el cual es a menudo sensible pero no tanto como el clítoris).
Usa las manos comenzando con un masaje general de tu misma para calentar las manos y el cuerpo. Después ves a tu entrepierna y aplica presión lentamente con las puntas de los cuatro dedos. Luego das la vuelta sobre tu vientre. Comienza a aplicar movimientos circulares con dos dedos sobre el clítoris y ocasionalmente un movimiento hacia arriba y hacia abajo con el clítoris entre tus dedos. Con la otra mano comprueba que tu vagina esté húmeda, y fantasea. Continua estimulando el clítoris con una mano y en ese momento inserta dos dedos en la vagina. Es sorprendente sentir el interior de una misma. Las piernas mejor cerradas, pero algunas veces puedes probar abiertas. Si para ese entonces no he llegado al orgasmo, entonces dobla todos los músculos de tus piernas y trasero, y empieza a mover todo tu cuerpo hacia arriba y hacia abajo
Sobre tu vientre con ambas manos (una sobre la otra) ahuecándolas sobre tu área genital externa, con los labios de la vulva cerrados. Aprieta suavemente el área con un dedo, oprimiendo contra la curva posterior de los labios y la palma de la mano apretando contra el frente y el hueso púbico. Las piernas permanecen cerradas.
Usa la parte trasera plástica, no la parte acolchada, de un pequeño vibrador.