El aborto en Latinoamérica

El 28 de septiembre fue establecido como el “Día por el derecho del aborto de las mujeres de América Latina y El Caribe”, realizándose un encuentro feminista en Argentina el año 1990, donde participaron diversas organizaciones feministas que buscaban expresar a la población las consecuencias del aborto inseguro, afectando principalmente a las mujeres de estrato social bajo, ya que éstas recurren a abortos clandestinos los cuales ponen en riesgo sus vidas.

Se hace urgente hablar sobre la despenalización del aborto en nuestras naciones latinoamericanas, puesto que el aborto inseguro está condenando a las mujeres, quienes, muchas veces,  jamás han podido acceder a  información sobre la anticoncepción regular y de emergencia, además de una educación sexual acorde a nuestra sociedad (una educación no filtrada por los grupos de poder).

De esta forma se hace inevitable asociar “aborto inseguro” con “mortalidad materna”

              

Las cifras y el marco legal del aborto (en Chile)

En América Latina se realizan alrededor de 4 millones de abortos inducidos al año, de los cuales aproximadamente 6.000  mujeres mueren anualmente esta cifra corresponde al 21% de las muertes maternas a nivel mundial.

En Argentina se producen entre 350.000 y 500.000 abortos por año, más de 400 mujeres mueren.

México: se realizan 500.000 abortos al año, 1.000 mujeres mueren anualmente.

Uruguay: se provocan 33.000 abortos .

Venezuela: 76.000 se presentan abortos al año donde el 31% son adolescentes entre 15 y 19 años.

En Chile se aduce que los abortos clandestinos son unos 75.000 a 200.000 por año. Aunque dentro de esta cifra no se considera el alto nivel de mujeres que viaja a Tacna (Perú) para realizarse un aborto.

La ley vigente en nuestro país incluso prohíbe el aborto terapéutico desde 1989, estableciendo una pena de cárcel mínima de 3 años y máxima de 5, para las mujeres que aborten.

El aborto en el código penal artículo 342 A y 245 se encuentra bajo el título de “Crímenes y delitos contra el orden familiar y la moralidad pública”. El código penal castiga todo aborto intencional a pesar de que sea el embarazo consecuencia de una violación.

Por otra parte, las mujeres denunciadas por aborto se ven en dificultades para realizar su defensa, ya que alrededor de un 60% de estos casos no han contado con el derecho a la defensa judicial.

En consecuencia, actualmente la regulación penal de Chile “considera a la mujer y el valor de su vida como un bien jurídico, subordinado al feto en gestación” (Encarceladas leyes contra el aborto en Chile, foro red de Salud y Derechos Sexuales y Reproductivos)

Con todos estos datos (y muchos que se ocultan en las estadísticas de nuestros países) podemos decir, con toda seguridad, que en Latinoamérica se atenta contra los derechos humanos de las mujeres!.

 

por Maqabra